Páginas vistas en total

COBARDE, GALLINA, CAPITÁN DE LA SARDINA.

No sé si seria una anécdota o un chiste. El caso es que hace ya muchos años escuché que en tiempos de la guerra civil española, los soldados italianos del fascista Mussolini que vinieron a combatir junto a las tropas de Franco, cuando los españoles querían contraatacar y gritaban: ¡ A las metralletas ¡  entendían ¡ A las camionetas ¡ y salían pitando. Esa fama tenían.
Esto, lógicamente, no es ni mucho menos verdad. Entre los italianos, igual que entre los españoles o los chinos, los habrá valientes y cobardes.
Entiendo que la gente de Italia esté más indignada que nadie con la actitud del Capitán Schettino, ya que supone una vergüenza nacional el que este tipejo esté en boca de todo el mundo. Es como si los americanos se enterasen de que Chuck Norris manchaba los pañales.
¿ Como que no cabe ? ¡Aquí lo aparco yo por mis cojones! y allá que se fue.
La penosa excusa de que se cayó en una barca de salvamento deviene en cómica si no fuese porque hay fallecidos.
Cabe pensar que si hubiese sido un tipo con los suficientes arrestos y coraje, a pesar de la “cagada” inicial, una actitud de liderazgo y valentía en ese momento quizá hubiese servido al menos para minimizar el coste en vidas humanas.
Terminará diciendo que la culpa fue de las rocas, que se visten como putas.


1 comentario: